Translate

miércoles, 28 de octubre de 2015

Hagámosle el Amor a México. Viajando por Yucatán


Hacerle el amor a un país, o a una región en particular, requiere de penetrarlo con enorme suavidad, dejándose envolver, en el caso de Yucatán, por los pliegues que formarán en torno a nuestro cuerpo las aguas de sus cenotes y de su mar, el caribe, asiento de las más antiguas y avanzadas y astronómicas, y salaces y  peculiares culturas.
 
En un programa de televisión, la  entrevista que anuncia la ya muy próxima edición de un Festival Internacional de la Cultura Maya, es la chispa que enciende otra vez el deseo largamente pospuesto de conocer Yucatán.
 
Se dice en ella que el diseño del Festival reunirá por la mañana a catedráticos, científicos e indígenas mayas que hablarán sobre medicina prehispánica, matemáticas, interpretación de jeroglíficos y de fechas precisas con una equivalencia exacta a nuestro calendario occidental.
 
Por la tarde todo se transformará en cultura y estética, se abrirán teatros para presenciar ballet clásico y folklórico, orquestas sinfónicas de estados y países del Caribe. Quienes no puedan o no quieran pagar por boletos en recintos cerrados, tendrán conciertos gratuitos en los parques y jardines de Mérida y el pueblo mágico de Valladolid.
 
México, en particular, y el Caribe en general, tienen al turismo como uno de los grandes motores de su economía. Es increíble que no haya estímulos fiscales para alentar el conocimiento de nuestra Patria.
 
Con dos millones de kilómetros cuadrados y once mil kilómetros de litorales, México es una República más teórica que práctica. ¿Cuántos Yaquis de Sonora se han dado un abrazo con algún maya de Yucatán? ¿Cuántos purépechas de Michoacán, han comprado alguna artesanía jarocha de Veracruz?.
 
En México parecieran más  grandes la República Zeta, que domina toda la costa del Golfo de México, la República de la Familia que abarca Michoacán y Guerrero y tiene tratados comerciales con China para exportarles cobre, o la República del Cartel Jalisco Nueva Generación que importa a las potencias armamento bélico capaz de derribar aviones, que la propia República Mexicana.
 
En México hace tiempo que se resolvieron las diferencias entre el poder ejecutivo y el legislativo de izquierda o de derecha para resolver el gasto público, se le entrega a cada diputado una bolsa de 20 millones de pesos y con ella puede comprar voluntades, favores políticos o votos, para seguir viviendo del presupuesto.
 
Si una persona moral  tiene excedentes entre sus gastos y sus entradas, tendrá que pagar una renta al Estado, de la cual un 20 o 30 por ciento se destinará a favorecer la corrupción.
 
Esto me hace pensar en Dolly, el personaje de Barbara Streisand, el dinero es como el estiércol, si lo almacenas se crían gusanos, si lo esparces florece.
 
Creo firmemente que el turismo es una forma magnífica de aprovechar los excedentes de las personas físicas y morales: lo llevas a las regiones donde hay menos oportunidades económicas, contribuyes al producto estatal neto y lo deduces del pago de impuestos directos, una parte de las cuales se usa para que los coordinadores parlamentarios tengan un promedio de un millón de pesos diarios, incluidos sábados y domingos,  los 365 días del año, que gastan a su antojo.
 
No hay políticas de Estado para unir a los mexicanos, a menos que se considere política de Estado regalar televisiones digitales para que en ninguna parte de México se queden sin ver a la Señorita Laura, conductora peruana que hace de la miseria infantil un espectáculo con el beneplácito de la Secretaría de Gobernación y contra todas las leyes de protección a la infancia.
 
Conocer tu país, entender lo que preocupa y ocupa a gente de otras regiones, es hacer Patria, es redistribuir el ingreso que se concentra en las capitales y en este caso, es hacerle el amor a México, penetrando Yucatán.

¿Por qué Yucatán?

En esta, una de las 32 divisiones políticas de los Estados Unidos Mexicanos, la caída de un meteorito, definió la historia de la raza humana.

Un gran cataclismo, la extinción de los dinosaurios, provocó una evolución que sacó a los peces de las profundidades, los convirtió en anfibios y probablemente millones de años más tarde, producto de la evolución, en seres humanos.

Las teorías más difundidas dicen que el hombre en América es producto de migraciones por el estrecho de Bering, hace once o doce mil años. Pero he aquí que en un cenote (un río subterráneo al que se puede acceder porque en algún pedazo de corteza terrestre se cayó la bóveda) apareció la mujer de Naia, una adolescente que todo indica, es al menos mil años anterior, que el paso por Bering.

Viajamos por Yucatán y literalmente fue una experiencia mágica.
 
Viajar no solo por el espacio físico, sino en el temporal.
 
Dos mil años atrás, cuando la mayoría de los pueblos europeos eran primitivos y salvajes, los mayas tenían observatorios astronómicos.
Construían plataformas varios metros sobre el nivel del mar y con ello  lograron que su pirámide de Chichen Itza tuviera una acústica maravillosa, suficiente para que desde lo alto de la pirámide les hablara el rey y decenas de miles pudieran escucharlo fuerte y claro sin uso de micrófono ¿cómo la ven?

Cientos de años antes de que Europa llegara a la Edad Media, con sus inquisiciones y mutilaciones y espantosas torturas, los mayas conocían ya que el ciclo del sol alrededor de la tierra duraba 365 días, construían observatorios astronómicos para calcular recorridos del Sol y Venus, y sí, hay que reconocerlo, hacían sacrificios humanos, pero eran rápidos y menos tortuosos, porque no se trataba de obtener confesiones.
 
En otros pueblos prehispánicos de América, incluso, los sacrificados eran honrados con lujos y tributos y regalos. En el caso de los Mayas, además, los muertos no iban a pasar más tormentos en un infierno de llamas eternas, sino eran conducidos al Xibalbá, un mundo subterráneo, del que por cierto se conocía la ubicación precisa de su entrada, una caverna cercana a lo que hoy se conoce como Cobán, en Guatemala.
 
¿Con quién viajar?

Así que ya estaba definido la ocasión: el Festival Internacional de la Cultura Maya. El pretexto: aprovechar la renta del trabajo después de años de privaciones y ver en directo lo que sólo conocía por las lecturas obligatorias de la licenciatura en historia. Desde niño se por las lecturas de un filósofo apellidado García Maines que nada sustituye a la vivencia.

También se por experiencia que nada retrata mejor a las personas que un viaje. El más organizado de los viajeros estará sujeto a contingencias, la forma en que las enfrenta define si es o no un buen compañero de vida, y de viaje.

En el último día antes de partir invito a mi hijo Eder, el de en medio.

No lo menciono nada más por decir. Existen varios estudios sicológicos que hablan del comportamiento peculiar de los hijos que no son el "primogénito" ni el "Benjamín".

No los conozco a detalle, pero Eder es diferente de sus hermanos mayor y menor. Carácter depresivo y pesimista. No cree que la vida tenga nada bueno, hasta que no lo vive y aún cuando lo vive ya se prepara para las trágicas consecuencias.

Ni lo culpo, ni lo analizo. Así es y viajar juntos tal vez no me ayude a comprenderlo, pero algo bueno saldrá de la convivencia. Al final concluyo que no me equivoqué, mi hijo Eder, mientras espera el título de comunicólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México especializado en producción audiovisual, va a resultar no solo un excelente compañero de viaje, sino el que guarde la memoria videográfica de nuestro periplo en Yucatán.




Aquí algunas de las vistas de viaje

El Palacio Cantón adquirido  por un gobernador honesto que luego legó a su Ciudad el sitio para construir un hermoso museo. En la Ciudad de Mérida todavía hay palacios disponibles sobre el Paseo Montejo y los pueden adquirir las empresas con el compromiso de no modificar su arquitectura
¿Por qué sólo las malas noticias son noticia? Es notorio que la Secretaría de Educación Pública en Yucatán hace un trabajo sobresaliente en el país. Escena de la conferencia de Andrés Bustamante, en el personaje de Alberto Aistá, en el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya
Las marquesitas son unas galletas preparadas a la vista del comprador con queso importado y mermeladas, cajeta o queso untable tipo Philadelphia. Uno de los postres yucatecos menos conocidos en el país. Deliciosos.
Un banquete fotográfico te espera en Yucatán
Si quiere preguntarnos donde hay guayaberas a los mejores precios del país. Ándele, con confianza. Lo malo es que no dan facturas.
Valladolid, pueblo mágico de Yucatán, se distingue por tener mucha información disponible para los viajeros
¡Las inscripciones mayas tienen tantos secretos por revelar!
Visitar Chichen Itzá es un deber para todos los historiadores ¡que digo historiadores, para todos los mexicanos! Es una de las siete maravillas del mundo y está en México. Sus paredes hablan de una cultura que ya era destacada considerando todas las civilizaciones, dos mil años antes del presente.
Chichen Itzá, tan perfecta como si fuera Lego. Los mayas construyeron esta pirámide sobre una plataforma. El rey podía hablar a miles de personas que lo escuchaban perfectamente sin uso de micrófonos ¿Inventaron también la ingeniería acústica?
El viajero puede caer en el error de consumir demasiados litros de agua para saciar la sed. Un consejo, consuma sueros con saborizantes, los venden en farmacias. Póngase mucho bloqueador solar y cantidades industriales de repelente de mosquitos.
Una de las puertas al centro de la "Ciudad Blanca" Mérida
El hotel La Paz, tiene habitaciones con techos de más de 5 metros de altura. Cómodo para viajeros siempre y cuando no olviden el repelente contra mosquitos y no se molesten  de que el baño no tiene puerta, solo cortina. Ventajas, 320 pesos la habitación doble y está en pleno centro.

Cuenta la leyenda que en este lugar, cercano al puerto de Progreso, cayó el meteorito que causó la desaparición de los dinosaurios. Lo cierto es que en ese tiempo la península de Yucatán todavía no emergía del oceano, pero no hay evidencias del meteoríto; sin embargo los flamencos hacen  escala por aquí.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Anuncie sus ofertas de viaje en video

Anuncie sus ofertas de viaje en video
Memorias de celebraciones y de vida

Otras ofertas de viaje de Groupon

Si quieres conocer las ofertas de viaje que tiene la empresa Groupon y ayudarnos al mantenimiento de este sitio de información turística, te agradeceremos hacer uso del siguiente enlace:

http://www.groupon.com.mx/r/pl-12288125